Blog Archive

lunes 26 septiembre

¿Qué impuestos se aplican si ganas un premio jugando al bingo?

Desde el inicio de la partida vas viendo como la “suerte” te acompaña. Cantan los números que aparecen en tu cartón, los vas tachando y, poco a poco, te das cuenta que cada vez quedan menos y que hoy puede ser tu gran día. 3,2,1… Algo se apodera dentro de ti y desde lo más profundo de tu alma dices con la voz alta ¡Bingo! Y de repente, una sonrisa invade tu rostro y, durante unos minutos, te conviertes en el auténtico protagonista del momento. 

 

Cantar bingo es una de las cosas más divertidas que te puede pasar dentro de una sala de juegos. Esa emoción que te invade por todo el cuerpo al pensar que puedes ser tú el ganador o ganadora es algo difícil de explicar, más bien hay que sentirlo en primera persona. Sobre todo cuando te hacen entrega del premio. 

 

Aunque en su inmensa mayoría es dinero metálico, en ocasiones los bingos, casinos y salas de juego ofrecen a sus jugadores la oportunidad de ganar otro tipo de premios en especie como coches, motos y viajes, entre otros. 

 

Lo cierto es que, sea como sea, los afortunados ganadores deben de pagar un impuesto especial por la consecución de estos premios. Incluso puedes llegar a registrarlo en tu declaración de la renta. Pero como se suele decir en estos casos: bendito problema sea este. 

 

Toma nota que desde tombola te explicamos con todo detalle los impuestos asociados a los premios en el bingo.

 

¿Estás obligado a declarar el dinero que ganas en el casino? 

 

La respuesta es sí. Todo el dinero que hayas ganado en salas de juego, slots, casinos y apuestas debe estar reflejado en tu declaración de la renta. 

 

A estos ingresos extraordinarios se les aplica el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Un tributo que grava hacia todo el capital que se haya percibido a lo largo del año. 

 

¿Es necesario incluir los premios del bingo en la declaración de la renta? 

 

No siempre, va a depender de la cantidad económica que se haya ganado. La ley indica que los premios procedentes de rifas, concursos, casinos y bingos inferiores a 300 euros están exentos de retención. Sin embargo, si estos premios metálicos superan la cantidad establecida se considerarán ganancia patrimonial y tendrán que tributar mediante el IRPF. Esa retención será del 19%. 

 

Las tributaciones de la lotería y las apuestas deportivas son totalmente diferentes. En el caso de las apuestas deportivas será necesario que se declaren cuando el premio supere los 1.600 euros. Mientras que los de la lotería tendrán que exceder la cantidad mínima establecida, actualmente 40.000€, y tributar por el 20%. Un 1% más que la retención indicada para los premios del bingo. 

 

Retención de IRPF sobre los premios en metálico 

 

La tributación del IRPF indicada para los premios que se obtengan en el bingo u otro tipo de juegos de azar está regulada a través de la Ley 6/2018. 

 

La normativa del gravamen especial de los premios de loterías ha ido modificándose en los últimos años. Hoy en día, están exentos de tributar por el 20% todos aquellos premios por debajo de 40.000 euros. Los premios que sean superiores a dicha cantidad deberán tributar únicamente por el exceso de estos 40.000 euros. 

 

Como ya hemos indicado anteriormente, esta tributación varía para los premios con otro tipo de procedencia, como sucede con los bingos. La retención aplicable será de un 19% a partir de los 300 euros. 

 

Retención de IRPF a los premios en especie en el bingo 

 

Pero, ¿qué ocurre si el premio que he conseguido en el bingo es abonado en especie y no en metálico? Para este tipo de premios existen dos tipos de situaciones: 

 

  1. La base imponible tiene que ser por el valor del premio si la retención se repercute al premiado. 
  2. Si la retención se repercute directamente a la persona ganadora, la base imponible será el valor del premio incrementado en un 20%. 

 

¿Cómo puedo declarar el premio del bingo o el casino en la Declaración de la Renta? 

 

Hacienda es la institución pública encargada de la fiscalidad de la lotería y de todos los premios procedentes del juego y el azar. Pero como ya hemos aprendido, varía según su procedencia. 

 

La retención de la cuantía del premio de la lotería se realiza antes de que la persona reciba el dinero. Aunque debes indicarlo en la declaración, ya no se aumentará la base imponible en ella. 

 

Si el premio económico ha sido a través del bingo es totalmente diferente. Estos premios deben indicarse en la casilla 290 de la Declaración de la Renta como “ganancias y pérdidas patrimoniales no derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales”. 

 

Además, si en tu caso decides repartir la cuantía del premio con algún amigo o allegado, la persona beneficiaria tendrá la obligación de declarar la cuantía establecida en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. 

 

Como ves las ganancias en el juego deben ser declaradas, en mayor o menor proporción. Por ello, te recomendamos desde aquí que si eres un apasionado al bingo y otro tipo de juegos de azar estés siempre pendiente de las cantidades que hayas podido ganar a lo largo del año. Esto te permitirá evitar alguna que otra sorpresa y dolores de cabeza fiscales. 

 

Si tienes dudas, lo mejor es que puedas acudir a una sede de la Agencia Estatal para resolverlas o incluso recurrir al expertise de las gestorías. 

 

Mientras tanto, no hay que preocuparse, lo importante es seguir jugando y que la suerte siempre te acompañe en cada partida de bingo, slots o cualquier juego de azar. 

 

operado por tombola International Malta Plc, autorizada y regulada por el Gobierno español
Información Corporativa - Tombola es una marca del grupo Flutter

Valoramos tu privacidad

Si haces clic en “Aceptar todas las cookies”, consientes el almacenamiento de cookies en tu dispositivo para mejorar la navegación en la página y la eficacia de nuestras campañas de marketing, así como el análisis del uso de nuestros productos.