Blog Archive

lunes 9 noviembre

Historia de las slots

Sobra hablar de las maquinas tragaperras o slots, ya que son bien conocidas por todos y constituyen uno de los juegos de azar más populares y demandados por jugadores de todo tipo.

Pero, ¿te has parado a pensar de donde vienen? Entender su historia supone conocer cómo este pasatiempo ha evolucionado a lo largo de los años, ofreciendo nuevas ofertas, premios y posibilidades. 

Todos estos datos te convertirán en un player más curtido y sabio, que conocerá todos los entresijos y particularidades de un entretenimiento único.

¿Comenzamos?

 

1891

El primer precedente lo encontramos en un modelo creado por la compañía neoyorquina Sittman and Pitt en 1891. Se trataba de un juego que disponía de 5 tambores con un total de 50 naipes

Esta primera versión se empezó a ofrecer en bares y locales y su precio por partida rondaba los 5 centavos de dólar. El jugador sólo tenía que insertar su dinero y tirar de la palanca para jugar. A fin de aumentar la ventaja de los locales, se optó por retirar 2 cartas del sistema: el diez de espadas y la jota de corazones. Esto redujo a la mitad las probabilidades de obtener una escalera real. 

Normalmente no se disponía de una forma de pago directo, por lo que las ganancias se abonaban exclusivamente en barra. Al principio se trataba de premios no monetarios, como bebidas gratis o cigarrillos. 

 

1887 - 1895

La LIBERTY BELL fue la primera máquina que permitió pagos automáticos. No hay detalles concretos sobre la fecha en la que se creó, aunque se estima que ocurrió entre 1887 y 1895 con la autoría de Charles Augustus Fey. Este mecánico automotriz concibió una slot que añadía fluidez a cada una de las partidas. 

Esto se logró cambiando los 5 tambores preexistentes por 3 carretes. También se reemplazaron las cartas reduciéndolas a sólo 5 símbolos: corazones, diamantes, espadas, herraduras y una campana de la libertad. El pago más alto se otorgaba al obtener las 3 campanas y, debido a esto, el invento se acabó por denominar Liberty Bell. Este diseño obtuvo gran popularidad y aceptación popular, siendo un éxito prácticamente instantáneo. Como Fey no solicitó una patente por su creación, muchos otros fabricantes acabaron por plagiarla. 

 

1902 - 1908

A pesar de que las máquinas tragaperras fueron prohibidas oficialmente en 1902 en los Estados Unidos, la Liberty Bell continuó fabricándose como principal alternativa, con algunas modificaciones. Como ya no podían entregarse premios en efectivo, comenzó la era de la máquina de frutas, versiones que empleaban símbolos frutales y proporcionaban chicles o dulces del sabor correspondiente. 

En 1907, el fabricante Herbert Mills, con sede en Chicago, produjo una máquina tragaperras llamada Operator Bell. En 1908, este modelo podía encontrarse en la mayoría de estancos, boleras, tiendas o salones. El símbolo BAR que reconocemos hoy en día se introdujo en esta época y está basado en el logotipo de la empresa Bell-Fruit.

 

1964

En 1964, Bally lanzó la primera slot totalmente electromecánica, que recibió el apelativo de Money Honey. Los carretes operaban eléctricamente, pero el juego aún se iniciaba tirando de la palanca. Hay que entender que, para los jugadores de esta época, habría sido demasiado extraño echar una partida sin tirar de la misma. Esta fue la primera máquina tragaperras con una tolva sin fondo, lo que permitía realizar pagos automáticos de hasta 500 monedas. Fue una modalidad que alcanzó todavía más popularidad y hegemonía que la Liberty Bell. Poco después, la familiar palanquita acabaría por retirarse definitivamente. 

 

1976 - 1978

Fortune Coin creó el primer video tragaperras en 1976, un año revolucionario para la historia de este pasatiempo. La slot en cuestión fue fabricada en Kearny Mesa (California) por la mencionada compañía con sede en Las Vegas. El juego utilizaba un televisor Sony de 19 pulgadas modificado para adaptarse a las necesidades del juego. Este modelo se vio por primera vez en el hotel Hilton de Las Vegas. Poco después, tras introducir algunas modificaciones y pruebas de trampa, la máquina tragaperras de video obtuvo la aprobación de la Comisión de Juegos del Estado de Nevada. Poco después, se hizo muy popular en Las Vegas y en 1978 la empresa IGT adquirió Fortune Coin.

 

1996 en adelante

El siguiente hito en la historia de las tragaperras se produjo en 1996, con el lanzamiento de "Reel 'Em" de WMS Industries Inc. Esta fue la primera tragaperras de video en presentar una segunda ronda de bonificación. Cuando se activaba, esta segunda etapa se proyectaba en una pantalla completamente diferente, donde tenía lugar el juego relativo a la bonificación. Todo esto posibilitaba pagos adicionales, lo que la hicieron muy atractiva de cara al público. Además, a lo largo de estos años las tragaperras se hicieron cada vez más populares en los casinos. De hecho, eran responsables de casi el 70% de los ingresos de un casino y también ocupaban el 70% del espacio disponible.

Con el advenimiento del mundo digital se produjeron cambios significativos. Al principio, las slots seguían siendo análogas a sus versiones físicas, con la misma cantidad de carretes y el mismo tipo de símbolos o premios. Sin embargo, el tiempo acabó por eliminar las restricciones existentes y pronto surgieron muchos tipos nuevos de juegos, con temas interesantes, diseños y estructuras inusuales. 

Hoy en día, hay slots online con más de 5 carretes y un sinfín de opciones creativas. Se dispone de amplia variedad de temas, símbolos, rondas de bonificación innovadoras e imaginativas y características especiales.

En cuanto a las slots con jackpot, o bote de premios, han ido alcanzando gran reconocimiento y aceptación desde que aparecieron. La primera versión online se denominaba Cash Splash, de Microgaming, y proporcionaba pagos moderadamente altos. Sin embargo, desde entonces se han creado emocionantes juegos con premios más jugosos, algunos de ellos rematados con excepcionales ofertas y promociones. 

Mega Moolah es uno de esos juegos, que no sólo paga regularmente premios millonarios, sino que también tiene el récord mundial del premio más grande en el mundo de las slots online: la asombrosa cantidad de 17,9 millones de euros. 

En definitiva, con la revolución de internet los casinos han lanzado alternativas online para atraer a los públicos jóvenes. De esta manera, un grupo de amigos puede unirse a un mismo torneo y disfrutar compitiendo unos contra otros, en lugar de simplemente tener a cada uno de ellos jugando en partidas individuales. Esta nueva vía ha abierto nuevos espacios que antes no se consideraban.

Las versiones online garantizan más oportunidades de ganar y una interfaz generalmente atractiva, que despierta el interés de los players más jóvenes. En el futuro seguirán evolucionando las máquinas tragaperras y otros juegos digitales destinados a smartphones, aportando dinamismo y flexibilidad. 

Para los más clásicos y los más aventureros tenemos Spin, el juego de tragaperras creado íntegramente en tombola.es, disponible para ordenador, móvil o tablet. Y acabamos de lanzar cinco nuevas slots: Fiebre del Oro, Viaje Submarino, Cards, Templo Perdido y Tribu. Descúbrelas ahora.

operado por tombola International Malta Plc, autorizada y regulada por el Gobierno español